Mesa 2- Salud y Educacion Como Derechos Humanos – Informe de Relatoria

FORO SOCIAL PANAMÁ

SÍNTESIS/ MESA SOCIAL: SALUD Y EDUCACIÓN

Relatoría elaborada por Nixa Delgado, moderadora.      Sábado 15 de agosto/2020

Queda claramente establecido en las conferencias de la mesa, que la pandemia del COVID 19 no es más que una síntesis de la crisis general que el sistema capitalista ha generado, afianzada por su expresión más descarnada, el neoliberalismo, cuyos efectos en ampliación de la Desigualdad, Inequidades Integrales, Pobreza y Pobreza Extrema, colocan en la más amplia desprotección a cientos de millones de personas en el mundo, con drástica situación en materia de Salud y Educación, ampliamente analizada con perspectivas propositivas, por los investigadores conferencistas de la mesa.

Vea las ponencias de la «Mesa 2 – Salud y Educacion Como Derechos Humanos «

SÍNTESIS:

*LA CRISIS DEL COVID 19 Y LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL PARA ENFRENTARLO, CLAUDIO KATZ, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas Técnicas de Argentina

Escenario mundial

La pandemia es una calamidad natural potenciada por el capitalismo, cuya crisis augura más desempleo, menores salarios y mayores sufrimientos para todos los trabajadores

Pero además,  la pandemia se ha prolongado con rebrotes en todo el mundo porque alcanzó un grado de transmisión acorde con la globalización, la urbanización, los hacinamientos y la destrucción del hábitat de las especies silvestres que generó el capitalismo contemporáneo.

La gran expansión de la globalización de la producción y el consumo sin ningún correlato sanitario equivalente.

Esa misma tensión se verifica hoy en la elaboración de una vacuna que requiere cooperación global. Una pandemia global solo se supera con un remedio mundial.

Y el principal promotor de la “guerra de vacunas” contra la salud pública mundial es Trump, que utiliza la pandemia para crear un clima de hostilidad contra China y multiplica los mensajes de militarización

América Latina

En América Latina la pandemia ha ocasionado una verdadera tragedia.  Ha retratado y profundizado la desigualdad social en toda la región al cabo de varias décadas de neoliberalismo, precedidas de una larga trayectoria de capitalismo dependiente. Esa condición impidió erigir diques efectivos contra el contagio.

La crisis dejaría unos 11,5 millones de nuevos desempleados en AL y se incrementándose el número de personas en situación de pobreza en 45,4 millones de personas.

La reactivación dependerá mucho del mercado interno y de las políticas económicas que adopte cada gobierno. El coronavirus ha desencadenado por lo tanto otra típica crisis del capitalismo dependiente.

La región sufre además la renovada agresividad del imperialismo estadounidense, que en la región es mayor porque Trump aspira a recuperar terreno global exhibiendo fuerza en su propio hemisferio.  Quiere contener la expansión comercial de China y anular los márgenes de autonomía conseguidos por América Latina en la última década.  Por ello, refuerza las bases militares en Colombia y su Ministerio de Colonias (OEA), ataca permanente a Venezuela, que ya es una obsesión. No logra digerir la capacidad exhibida por un país latinoamericano para resistir la embestida imperial.  Sostiene a sus aliados de la restauración conservadora, derechista, que utilizan la pandemia para militarizar sus gestiones y han guiado toda su política frente a la pandemia con criterios de gran crueldad, total despreocupación frente a la salud e indiferencia ante la vida humana

El objetivo de la derecha es la doctrina del shock. Aprovechar la crisis para implementar otro avance del neoliberalismo extremo con modalidades más regresivas y semidictatoriales.  Renovará todas sus agresiones con modalidades más reaccionarias de retro-liberalismo, militarización y vigilancia informática, una ofensiva social de más precarización laboral, a través del teletrabajo.

Es prioridad la resistencia,  porque es errónea la tesis que el neoliberalismo murió. Ya se demostró en el 2009 que no desaparece por la crisis o la mayor regulación estatal.  Solo será desplazado mediante una lucha política popular

Alternativas

El punto de partida de una respuesta progresista en la pandemia actual es la prioridad de la protección de la vida, organizar cuarentenas, garantizar las camas en los hospitales, crear conciencia colectiva.

Pero no alcanza el progresismo sanitario, sin correlato económico en el escenario de catástrofe que afrontamos.  Frente al gran desastre de la economía latinoamericana, el dilema entre modelos de ajuste y redistribución se ha tornado decisivo.   La alternativa progresista requiere medidas urgentes en cuatro planos:

I. Frente a la sofocante carga de la deuda externa, se  requiere más que todo, una adecuada auditoría y la suspensión de pagos.

II. En segundo lugar, urge el impuesto a las grandes fortunas ante el desmoronamiento de la recaudación. Es una iniciativa que se discute en muchos países.

III. Urge una renta básica y reducción de la jornada de trabajo en planes de socorro que en mi opinión son compatibles con modalidades nacionales diferentes. Pero el gran desafío es no vacilar frente a estas medidas de redistribución del ingreso, y superar la ingenuidad de quienes apuestan a forjar un capitalismo inclusivo, humanitario y regulado.

IV. La salida progresista se construye en la lucha popular.   Ya hay nítidos indicios del resurgimiento de la lucha con dos epicentros en América Latina: Chile y Bolivia, como ejemplos. Igualmente, desde el estallido de la rebelión antirracista en Estados Unidos se vive otro clima. Allí vimos la primera acción callejera de envergadura e impacto internacional luego de la pandemia y anticipa el reinicio de la protesta global.

También en muchos países se verifica una revalorización de la salud pública, con resurgimiento del sostén colectivo a una labor comunitaria.  Hay actitudes solidarias contrapuestas con la codicia y el egoísmo capitalista, que sintonizan con la labor de los médicos cubanos.  En ese clima comenzarán a madurar los proyectos radicales de superación efectiva del neoliberalismo y también de sus cimientos capitalistas.

*NEGOCIO FARMACÉUTICO Y LA CARRERA POR LA VACUNA CONTRA EL COVID 19. NUBIA PIQUERAS, Periodista, Premio Nacional de Periodismo Científico de Cuba.

Parte de las esperanzas derivadas del anuncio hecho por el presidente ruso, Vladimir Putin, de  la primera vacuna del mundo contra el COVID 19 Sputnik V. 

Se destaca que tras 25 años de investigación, el Centro de Inmunología Molecular de La Habana, logró el registro de una vacuna cubana terapéutica contra el cáncer del pulmón, y ya se exporta a Perú y países como Brasil, Colombia y Argentina estudian su homologación.

Igualmente, en Panamá se realizan esfuerzos; el doctor Eduardo Ortega Barría  responsable de asuntos médicos del Consorcio de Investigación de Vacuna Covid-19, señaló que “las vacunas que más rápido se desarrollarán son las que utilizan el material genético del virus porque no requieren de su manipulación en vivo, ni de las células para que el virus crezca, al contrario, una vez que se conoce la secuencia genética del virus se puede manipular y utilizar”.

Se anunció que a mediados de agosto Panamá iniciará el estudio de fase uno de una vacuna de ácido ribonucleico contra la Covid-19 que desarrolla una compañía biotecnológica en Alemania, después de las aprobaciones correspondientes.   Los estudios se realizarán en el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología de Panamá (Indicasat), con el objetivo de ayudar a producir una vacuna para el mundo a partir de la participación de panameños en los estudios de fase tres.

EL NEGOCIO MULTIMILLONARIO DE LAS FARMACÉUTICAS, y la salud, ocupan, el tercer sector de la economía mundial (1,3 millones de millones de dólares), por detrás del armamento y el narcotráfico.

Las prácticas de la industria farmacéutica se sintetizan en extorsión, ocultamiento de información, fraude sistemático, malversación de fondos, violación de las leyes, obstrucción a la justicia, falsificación de testimonios, compra de profesionales sanitarios, manipulación y distorsión de los resultados de la investigación, alienación del pensamiento médico y de la práctica de la medicina, divulgación de falsos mitos en los medios de comunicación, soborno de políticos y funcionarios, corrupción de la administración del Estado y de los sistemas de salud que desembocan en la muerte.

En medio de esta pandemia, el negocio de la salud,  incrementó aún más sus arcas, superando las malas rachas financieras.   Sin embargo, la vacuna rusa Sputnik V,  es hoy el contrapeso a las corporaciones farmacéuticas que perciben el COVID-19 como una oportunidad de negocios, mientras peor se pone la pandemia, más altas serán las ganancias.

CLAVES: COLABORACIÓN, PRIORIDAD Y SOLIDARIDAD: Destaca la frase del canciller cubano “La dimensión de la actual crisis generada por la Covid-19 nos obliga a cooperar, incluso reconociendo diferencias políticas.”  Para enfrentar situaciones similares que objetivamente podrían ocurrir, los recursos para la atención deberán estar al mismo nivel que el estímulo para la ciencia, investigación y desarrollo relacionado con la vida humana.

Finaliza con las palabras del líder cubano Fidel Castro, “quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo”.

“VISIÓN ESTRATÉGICA DE LAS POLÍTICAS DE SALUD COMO UN DERECHO HUMANO” Dr. JULIO OSORIO, Especialista en Medicina del Enfermo en Estado Crítico y Terapia intensiva.

Para analizar el problema sanitario, debe partirse de considerar el problema de la Inequidad.   Panamá es el sexto país a nivel mundial con peor distribución de la riqueza.    La grave situación que hoy se enfrenta en materia de salud,  es producto del abandono que en las últimas décadas ha tenido este sector.  El gasto público en salud, nunca ha sobrepasado el 5% del PIB.

La salud, como un Derecho Humano es responsabilidad del Estado, que debe atender a toda la población, fundamentalmente con un servicio público eficiente que parta de una amplia atención primaria.  Con una cobertura con calidad que provea las diversas prestaciones a toda la población. Para que sea equitativo e igualitario, de cobertura universal, se requiere de un Sistema Nacional Público de Salud, que implica propuesta intersectorial e interinstitucional.

Para mejorar y producir en salud, es necesario incidir sobre los determinantes sociales en salud, biología humana, ambiente, estilos de vida, sistema sanitario;  servicios básicos: agua potable, deposición de excretas y desechos sólidos, transporte, electricidad, vías de comunicación, cuidado del medio ambiente, seguridad en el ambiente laboral, bioseguridad de todo el SNPS, seguridad y soberanía alimentaria, techo – vivienda digna, educación pública universal, trabajo con remuneración digna, seguridad pública, equidad de género,  entre otros.

Propone construir un Nuevo Modelo de Desarrollo Integral, participativo, socio ambientalmente sostenible, equitativo y justo; que promueva el bienestar de la población, el respeto a los derechos humanos, especialmente de los trabajadores y pequeños empresarios del campo y la ciudad.  Ello implica construir el sujeto del cambio, con tolerancia y actitud amplia, espacios participativos de todos los sectores sociales, unidad del movimiento progresista. 

VISIÓN PROSPECTIVA DE LA EDUCACIÓN Y LA REVOLUCIÓN CIENTÍFICA TÉCNICA.   Dr. LUIS BONILLA MOLINA., Director del Portal Otras Voces en Educación.

El tema educativo es igualmente dramático y síntesis de los intereses capitalistas exacerbados por el capitalismo planetario. 

La falta de preparación de los sistemas educativos en América Latina, el descuido del modelo que ha mantenido en el atraso estructural al sistema educativo, profundiza la brecha de desigualdad para la mayoritaria población popular de las áreas rurales y urbanas, lo que se acentúa  frente al desarrollo de las clases virtuales, cuya falta de acceso, hacen cada vez más lejana la educación para millones de niños y jóvenes de nuestra región.

El gran negocio de la privatización de la educación deja la responsabilidad de ésta a las familias y en manos de grandes contratos con  los medios de comunicación.

Gran Plan global de las grandes empresas planetarias y gobiernos para privatizar y elitizar aún más la educación, que amplían la brecha educativa, y por tanto  la desigualdad, dejando a los amplios sectores populares sin oportunidades de mejorar sus condiciones de vida. La escuela detrás de la tecnología y el Estado ajeno a proveer las condiciones, lo que se mira como la destrucción de la educación pública, y con ello, la violación al derecho humano fundamental de la educación.

Se analiza  el impacto de la IVa. Revolución Industrial, con efectos indescriptibles sobre la educación, el mundo del empleo y el trabajo, con radicales cambios sobre la vida y las relaciones humanas en el planeta, en donde el atraso de los países de la región, hará más intensa las relaciones de dominación y dependencia, a la vez que se presenta un panorama muy oscuro para la mayoritaria población pobre y para amplios sectores de capas medias,  quienes sufrirán desplazamiento y vulneración de sus condiciones sociales de vida y supervivencia. 

Neocolonialismo y dominación planetaria, desigualdad, pobreza y pobreza extrema, para el mundo y las regiones más empobrecidas.

Debate

Los participantes realizaron a los conferencistas las siguientes preguntas:

  • ¿Existen diferencias entre oriente y occidente en cuanto a la pandemia del COVID19?  Para todos/a.
  • Con el COVID 19, se habla del fin del capitalismo Neoliberal, ¿qué nos puede precisar sobre eso?  ¿Qué propuestas socio económicas podría emprender América Latina para enfrentar los resultados dramáticos de la Pandemia?   (Dr. Katz).
  • ¿Podría Panamá aspirar a un desarrollo científico en materia de salud?   Se dice que el capitalismo farmacéutico es culpable de muchas muertes, ¿se conoce de países donde no están y también hay muertes?  (Licda. Nubia Piqueras).
  • ¿Qué acciones debe emprender Panamá para instaurar un sistema universal de salud?  ¿Sería un error traer médicos cubanos, cuando en Panamá hay varios sin empleo?  (Dr. Osorio)
  • ¿Efectos directos de la Pandemia sobre los sistemas educativos a nivel global, su opuesta al respecto?  La brecha digital genera una nueva división social o forma de exclusión social[H1] ?   (Dr. Bonilla).

Sobre la pregunta general, los conferencistas aportaron ampliamente sobre las diferencias entre oriente y occidente para enfrentar la crisis ocasionada por la pandemia, con ejemplos variados por países y sus resultados, pero resaltando también diferencias en el caso de occidente, según la situación pre pandemia y  sobre el balance generado por las condiciones del sistema de salud y la visión y forma de enfrentarla por los diferentes gobiernos, la prioridad o no en la vida humana, la transparencia en el manejo de los recursos públicos,  entre otros. 

La mayoría de las preguntas permitió ampliar y sustentar o ejemplificar el contenido de la intervención previa de los conferencistas, cuya síntesis está planteada en la presente relatoría.

Sobre la traída de los médicos cubanos, el Dr. Osorio planteó ampliamente, que no hay contradicción, que sería un gran aporte dada la formación y  experiencia  de los mismos con respecto a esta pandemia, con las calificaciones que exigen las leyes nacionales, lo cual puede someterse a comprobación.  Los especialistas requeridos en este caso, del cual forma parte, están totalmente  agotados, y que han solicitado  apoyo, habiéndose ya  convocado al personal médico especializado a nivel nacional, incluyendo a los médicos generales, que apoyarán esta tarea, pero que no agota el requerimiento indispensable de personal especializado de afuera, donde los médicos cubanos están  disponibles y cuentan con amplia y reconocida experiencia en este tipo de crisis sanitaria.

Panamá, 15 de agosto de 2020.   5:00 p.m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *